Formas de distribución de tu cocina

La cocina es uno de los espacios del hogar que debemos decorar de forma más concienzuda, y es que de cada una de las elecciones que hagamos dependerá que éstas sean tan funcionales y vistosas como necesitamos.

En este sentido, la distribución de los muebles en el espacio es una de las elecciones de mayor importancia y depende no solamente de nuestros gustos sino también de las características del espacio del que disponemos.

¿Quieres conocer algunas de las formas de distribución más comunes? ¡Echa un vistazo a lo que te contamos!

– Cocinas en L: Es una de las distribuciones más comunes, pues que sirve para todo tipo de espacios (grandes, pequeños, cuadrados, alargados, etc.). El hecho de tener una intersección de por medio hace que los movimientos mientras se realizan tareas sean más ágiles y rápidos; además, de este modo dejarás más espacio visual gracias a la pared que queda libre frente al mobiliario.

– Cocinas en U: Decorativa y funcionalmente perfectas, estas cocinas pueden permitírselas sobre todo los espacios más amplios. La cocina se establece en tres frentes con la misma forma de la letra y puede estar cerrada en un espacio cuadrado o dejar una de las ‘paredes’ laterales de mobiliario al descubierto para separar ambientes (con el comedor, por ejemplo).

– Cocina con isla: Es la soñada por todos los amantes de la cocina o de la decoración, y es que además de ser estéticamente ideales ofrecen un espacio enorme para desarrollar las tareas con tranquilidad. En cuanto a la forma, estas cocinas disponen de los tradicionales muebles junto a la pared pero añaden otro módulo individual (de distintas formas y tamaños) a apenas un par de metros.

– En frentes paralelos: El mobiliario se establece en dos paredes opuestas para permitir aprovechar al máximo el espacio. Coloca las zonas de trabajo hacia el final para evitar el efecto túnel.

– En línea: Sencillas y funcionales, estas cocinas de una sola pieza sobre la pared disponen solamente de lo indispensable. Suelen utilizarse para las cocinas más pequeñas o para los espacios amplios en los que encontramos cocina y salón integrados.

– Con península: Similar a la de isla, esta cocina distribuye la cocina en línea en dos frentes dado que surge de ellas como una península en el espacio central de la cocina. Aunque es visualmente preciosa, esta distribución puede resultar poco práctica e incluso incómoda puesto que obliga a desplazarse continuamente de un espacio al otro.

Leer más: http://interiorismos.com/formas-de-distribucion-de-cocinas/#ixzz4QrVmkhUG

¿Cómo sacar provecho de mi closet?

¿Te levantas cada mañana y te tiras un buen rato frente al armario pensando en qué ponerte? Si has leído 9 Tareas que Deberías Hacer el Fin de Semana para empezar el Lunes de Buen Humorseguro que no es tu caso pero quizá necesites unos cuantos consejos sobre como organizar tu armario para sacarle el máximo partido posible.
Ten todo a la vista
Es la única manera de controlar toda la ropa que tienes y evitar andar rebuscando esa camiseta que jurarías que estaba por allí o, mejor aún, encontrar ese jersey de punto fino que hacía cuatro años que lo dabas por perdido y del cual no recordabas ni su existencia. Reconozcámoslo, nos ha pasado a todos. Utiliza perchas para colgar pantalones, vestidos, faldas y blusas, ordénalas por color o por tipo de prenda. Dobla camisetas y jerseis y apílalos en las baldas de tu armario
Si ya no te gusta, regálalo o dónalo
Hay prendas que ya no te “emocionan” nada de nada o puede que no te queden bien con el paso de los años – el cuerpo cambia que es una maravilla -. Si este es tu caso llama a unas cuantas amigas a las que creas que les pueden gustar y, si a ellas tampoco les convencen, puedes donarla y echar una mano a los que más la necesitan, seguro que hay alguien que le puede sacar provecho.
Si está sucia, rota o desgastada ¡tíralo!
Manchas que no se van ni con el quitamanchas más potente, telas rasgadas que te prometes que algún día sacarás tiempo para coser o que de tanto trote están más que desgastadas. A la basura sin miramientos, lo único que hacen es incordiar y quitar espacio a otras prendas.
¿Realmente te lo vas a poner de aquí a 5 años?

Esta es la pregunta más importante que debes hacerte cuando vayas de compras. Si, hay ropa que seguramente te pondrás una y otra vez sin cansarte pero hay otra que sabes que tendrá los días contados en tu armario porque el que estén “de moda” se acabará en unos pocos meses.

Haz combinaciones entre tus prendas
No sé si a vosotros os pasa pero la mayoría de las veces termino combinando las prendas de la misma manera y, cuando decido hacerlo de otra diferente ¡parece que estoy de estreno! Cuando nuestro armario está en orden podemos probar a hacer diferentes combinaciones de prendas e incluso fotografiarlas para ver el resultado final. Seguro que los días de “no saber que ponerte” esto te soluciona más de un quebradero de cabeza.